ESG: las siglas del siglo y sus implicaciones en la remuneración

Recursos Humanos y la continuidad

Autora: Laura Carballo

¿Cómo las decisiones que se toman en los departamentos de Recursos Humanos y Comisiones de Retribuciones ayudan a conseguir los objetivos estratégicos de las compañías responsables y sostenibles?

Durante los últimos ejercicios ha habido un creciente interés por los temas relacionados con el medio ambiente y la sostenibilidad y seguramente estéis familiarizados con las siglas “ESG”.

Pero ¿qué significan y por qué están tan de moda? Representan las temáticas relacionadas con el medio ambiente, los aspectos sociales y el buen gobierno y reflejan las preocupaciones y la forma de pensar de la sociedad actual y la visión a futuro.

La ONU también se ha pronunciado sobre estos aspectos ESG con la Agenda 2030 que incluye 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible - también conocidos como “ODS”-  sobre temas que van desde la eliminación de la pobreza, pasando por la lucha contra el cambio climático y la defensa del medio ambiente, la educación, la igualdad de las mujeres o el diseño de las ciudades.

La economía está evolucionando hacia un modelo más sostenible y los consumidores empiezan a demandar a las empresas que sean más conscientes de la repercusión que tienen ante la sociedad y el medioambiente.

Los inversores cada vez prestan más atención a aspectos como la sostenibilidad financiera y no financiera del negocio, incluyendo factores ESG en los procesos de Due Diligence, en la medida en que son conscientes del impacto que tienen en los riesgos, el retorno y la reputación de las compañías. Larry Fink, CEO de Black Rock en su carta anual a los CEOs indica que: “A medida que la riqueza cambia de manos y se modifican las preferencias de inversión, los asuntos en materia ambiental, social y de gobierno corporativo serán cada vez más importantes para las valoraciones corporativas”.

Asimismo, las implicaciones financieras de una gestión adecuada de aquellos riesgos y aspectos que impactan en la reputación de las organizaciones son cada vez más tangibles y medibles en un entorno dinámico como el actual y tremendamente sensible a estas temáticas. De modo que no resultaría aconsejable darle la espalda a la consideración de estas variables.

La preocupación por estas temáticas ESG forman parte de la estrategia empresarial y están presentes en la agenda de los Consejos de Administración y los stakeholders esperan que las compañías actúen respetando el medioambiente y de una forma socialmente responsable.

Las Comisiones de Retribuciones, como órgano de supervisión y control de las remuneraciones, están incorporando estos aspectos en las políticas retributivas mediante la inclusión de métricas ESG en los incentivos a corto y largo plazo y como parte del sistema de evaluación del desempeño.

En el año 2019, MERCER ha testado con compañías en Europa y EEUU el nivel de sensibilidad a la inclusión de métricas ESG tanto en incentivos a corto como a largo plazo, sacando como conclusión que no estamos hablando de una tendencia que se este implantando, si no que es ya una realidad: los temas relacionados con la sostenibilidad marcan una nueva etapa de la economía y del gobierno corporativo.

Asimismo, los departamentos de Recursos Humanos disponen de políticas para fomentar la atracción, el compromiso y la experiencia de sus empleados, en las cuales se valoran aspectos de retribución, movilidad y carrera profesional y como las compañías desempeñan una función social dentro de su industria y el marco geográfico en el que operan.

De este modo, los departamentos de RSC, Relaciones Institucionales o Gobierno Corporativo, que cada vez están más presentes en las decisiones estratégicas y comités ejecutivos, tienen una relación constante y actualizada con las políticas globales de personas y lideran iniciativas como voluntariados corporativos, políticas y planes de igualdad o formaciones específicas.

En este sentido, Mercer dispone de información de mejores prácticas a nivel global y puede asesorar a las compañías que se estén planteando incluir estos aspectos ESG a través del diseño o la revisión de las políticas de gestión de personas para incluir estas inquietudes, así como el diseño de la Employee Value Proposition (EVP) o Employee Experience (EX) y la elaboración de políticas retributivas y el diseño de incentivos a corto y largo plazo para alinear a los profesionales con la estrategia de negocio, considerando de manera relevante las dinámicas operacionales y de mercado que redundan en mejoras estratégicas y de reputación.

¿Necesita más información?

Contacte con nosotros

*Campos obligatorios