La pandemia afectará en el diseño y los costes de los planes de salud

Recursos Humanos y la continuidad

Cristina de Pablo

En los últimos meses podemos observar en el mercado asegurador una tendencia hacia el alza de los costes. En Mercer Marsh Benefits creemos que la previsión de incremento medio se deriva de múltiples causas: expectativa de que los pacientes retomen los tratamientos interrumpidos durante la pandemia, retrasos en el tratamiento de enfermedades crónicas, aumento de las solicitudes de tratamiento derivadas del trabajo en remoto y una vida más sedentaria, urgencias y tratamientos específicos para la Covid-19 y sus posibles secuelas, saturación del sistema público de salud, aumento general de la demanda de servicios médicos, necesidad de compensar pérdidas provocadas por la pandemia, así como la repercusión del gasto en equipos de protección individual y otros sistemas de seguridad y dispositivos de prevención.

Hemos identificado cuatro aspectos clave que impactarán en la manera en que las organizaciones planificarán sus programas de salud en un escenario post pandémico: la incertidumbre en la cantidad y naturaleza de las solicitudes, el control de los costes, una nueva forma de entender los beneficios y la capacidad para aprovechar los desafíos. Para afrontar los retos que plantea el coronavirus, aseguradoras y organizaciones deben aprovechar el momento para reinventarse, buscar oportunidades de eficiencia, impulsar la innovación y priorizar la digitalización para ser más flexibles, diversas y competitivas.

Adicionalmente, es evidente que la forma en que se facilitan los servicios médicos también está experimentando un profundo cambio, fruto de la disrupción provocada en los hábitos laborales y personales. Por ello, es aconsejable que las organizaciones adapten el diseño de sus planes de salud de las empresas al nuevo escenario, y que implementen mecanismos de contención de costes.

Por parte de las compañías aseguradoras sigue existiendo la necesidad de implementar o continuar desarrollando plataformas digitales, sin papeleos ni limitaciones en el acceso digital al plan de salud, así como de incorporar un abanico más amplio de servicios que incluya, por ejemplo, una mayor atención a la salud mental o a los planes preventivos.

En este sentido, una buena parte de las compañías aseguradoras dice haber incrementado en los planes de salud promovidos por las empresas su oferta de consultas virtuales (del 38% en 2019 al 59% en 2020), y más de la mitad (55%) ya ofrece cobertura de servicios de prevención, tales como chequeos médicos, facilitando la atención médica que precisan los empleados.

Comprender los riesgos relacionados con la salud de los empleados y gestionar los programas implantados de forma personalizada a través de iniciativas basadas en el análisis de datos puede mejorar la sostenibilidad y eficiencia de estos programas de beneficios. Una estrategia de bienestar adecuada debe abordar tanto el bienestar físico como el mental, el social y el financiero. Incorporar una visión integral de la salud a sus programas favorecerá contar con una plantilla más comprometida y productiva, generando a su vez un impacto favorable para la empresa.

Sin duda, el papel que juegan los planes de salud promovidos por las empresas será cada vez más importante, entendiendo la salud y el bienestar como un elemento clave del aumento de la productividad de los empleados y no sólo como un factor potencial para el ahorro en costes. Por ejemplo, incorporando en sus planes de salud como cobertura la vacunación frente al Covid-19 en los próximos meses. 

¿Necesita más información?

Contacte con nosotros

*Campos obligatorios