La reforma de nuestro sistema de jubilación no puede esperar

Recursos Humanos y la continuidad

Autor: Miguel Ángel Menéndez

Con 11 años de existencia, el Mercer Melbourne Global Pension Index es el estudio de referencia en el mundo acerca de la calidad de los sistemas de jubilación. Analiza y compara 37 sistemas de pensiones en Europa, América y Asia Pacífico, que abarcan cerca de dos tercios de la población mundial. El estudio establece un ranking global, utilizando 40 indicadores, y considera tanto los componentes públicos como los privados de cada sistema, así como la vivienda en propiedad de las familias y su ahorro fuera del sistema de pensiones.

Analizando el estudio queda patente que el sistema de jubilación de España está en las últimas posiciones en el mundo y necesita una revisión urgente para hacer frente a los retos que nos plantean los próximos años.

España ocupa el puesto 24 de los 37 países analizados, el 12 entre 14 países europeos y el 19 de 25 países miembros de la OCDE presentes en el ranking. Sólo Italia está peor situado entre los países analizados miembros de la UE.

El principal problema del sistema de pensiones español radica en su falta de sostenibilidad, es decir, en su baja capacidad para ser viable en el largo plazo debido al envejecimiento de la población y el elevado nivel de endeudamiento del Estado. Debemos poner remedio cuanto antes.

Si bien no hay una fórmula única que sirva para todos los sistemas, sí existen determinadas características que, objetivamente, mejoran la calidad de las prestaciones, la sostenibilidad del sistema y la confianza de la población.

El estudio propone algunos objetivos para mejorar la situación del sistema de pensiones, tales como aumentar el ahorro de las familias, incrementar el número de trabajadores adheridos a planes de pensiones privados y aumentar la tasa de empleo de trabajadores mayores de 55 años.

Otra de las características del índice es el análisis que realiza entre ciertas variables relativas al ahorro y los planes de pensiones.

El gráfico más abajo nos muestra la relación entre los activos invertidos en fondos de pensiones y el endeudamiento de las familias. Al contrario de lo que pudiera parecer, los consumidores sienten una mayor seguridad financiera y confianza cuando sus ahorros, sus carteras de inversión o sus planes de jubilación crecen. En definitiva, si tus ahorros se incrementan eres más propenso a consumir o a endeudarte, lo que favorece el flujo de la economía.

Australia y Holanda por ejemplo son países con esquemas de pensiones desarrollados y donde los niveles de deuda familiar son también altos. Sin embargo, en Bélgica o España donde el sistema es de “pay as you go”, los niveles de deuda en las familias son bajos.    


¿Necesita más información?

Contacte con nosotros

*Campos obligatorios