El bienestar emocional como estrategia de compensación

Recursos Humanos y la continuidad

Auxi Navarro

Según los resultados de la encuesta “La gestión de los beneficios de empleados en las empresas, realizada por Mercer el pasado mes de mayo, el 50% de las compañías ofrecen beneficios relacionados con la salud emocional a sus empleados. En la misma proporción, las empresas opinan que es una categoría que necesita ser reforzada en la estrategia global de compensación para mejorar la atracción y la retención del talento.

Vivimos una realidad de incertidumbre económica y social que está teniendo un importante impacto en la estabilidad emocional de los empleados. Un entorno que ha producido un punto de inflexión en las preferencias y necesidades de las personas y que han situado el bienestar físico, mental y la conciliación en los primeros puestos de su lista de prioridades. Conocedoras de este cambio, el 44% de las empresas, según este estudio, está en proceso o ha modificado ya sus planes de beneficios tras la pandemia para mejorar la atención y cuidado del bienestar emocional de sus colaboradores.

En este enfoque de mejora del bienestar de los empleados, el salario emocional está demostrando tener importantes beneficios y cobra cada vez más relevancia en las estrategias de compensación.

El salario emocional hace referencia al conjunto de beneficios no económicos que una empresa ofrece con el fin de satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del empleado, mejorando su calidad de vida y fomentando la conciliación laboral.

Para definir y diseñar estrategias de beneficios eficaces y adaptadas a las necesidades personales, es necesario desarrollar una cultura empresarial basada en la diversidad, la escucha activa, la empatía y la comunicación. El empleado en el centro de esta estrategia.

En este sentido, según la misma encuesta, un 89% de las empresas ya tiene un plan de beneficios implantado y destacan tres factores claves para la revisión y rediseño de los beneficios actuales: diversidad en la oferta de beneficios, flexibilidad para contratar y modificar la selección y digitalización para mejorar la experiencia de empleado.

La diversidad en la oferta de beneficios es, sin duda, uno de los aspectos clave que están trabajando las empresas, junto con las medidas de flexibilidad horaria y teletrabajo, que permiten a los empleados mejorar el equilibrio entre su vida personal y la profesional reduciendo, así, el estrés. Otros beneficios relacionados con el bienestar emocional hacen referencia al entorno de trabajo adaptado, el clima laboral o el liderazgo.

En esta oferta de beneficios, las empresas están apostando por implantar modelos de gestión de beneficios que no solo ofrezcan aquellos con ventaja fiscal y económica, sino que permitan garantizar la mayor cobertura en las necesidades de sus empleados. Una estrategia que ayuda a las organizaciones a aportar más valor a los empleados al mismo tiempo que controla los gastos, aspecto clave en un entorno de elevada inflación en el que las retribuciones fijas están prácticamente congeladas.

Una vez definidos los planes de beneficios, es importante diseñar una correcta estrategia de comunicación. Los empleados deben se conocedores del valor que el paquete retributivo completo les aporta, para mejorar su compromiso con la empresa. La organización debe utilizar todos los canales existentes para poder ofrecer una comunicación recurrente, clara, personalizada y testimonial. El objetivo: mejorar la percepción de la marca empleadora ante empleados, candidatos y mercado para estar a la cabeza de la atracción y retención del talento. 

¿Necesita más información?

Contacte con nosotros

*Campos obligatorios