Blockchain: qué sabemos y cómo podemos aplicarlo al sector asegurador

Blockchain: qué sabemos y cómo podemos aplicarlo al sector asegurador

Capital intelectual /

Blockchain: qué sabemos y cómo podemos aplicarlo al sector asegurador
Calendar12 julio 2018

Autor: Rubén Nova

Mucho se está hablando en los últimos meses sobre Fintech, Insurtech, criptomonedas, Machine Learning, Inteligencia Artificial y Blockchain.

¿Pero qué se sabe de Blockchain hasta el momento?

Blockchain es un libro de cuentas distribuido, con diferentes características, que  actúan bajo las mismas reglas o protocolos, el cual puede hacer vislumbrar un profundo cambio en muchos sectores económicos. Muchos expertos prevén que el 20% de las compañías aseguradoras aplicarán, de una u otra manera, Blockchain en sus compañías durante los próximos 2-3 años.

Blockchain es una base de datos distribuida por nodos de la cadena, protegido criptográficamente, relacionados entre sí, entre los participantes de la cadena.

En primer lugar, cuenta con la propiedad de inmutabilidad.  Esto quiere decir que una vez que una transacción se registra en una Blockchain, ésta no se puede borrar, y al ser distribuida, todos los participantes de la red tienen la misma copia exacta, pueden participar en el sistema y actuar como validador.  Esto provoca que, ante intentos de una persona de cambiar información en un nodo (cada uno de los bloques que forman la cadena) o hackear la red, este sea un proceso casi imposible, dado que tendrías que hackear miles de ordenadores a la vez. Ante intentos de hackear o de cambiar la información que aparece en un nodo, los demás participantes comprobaran que no corresponde con su información original, dado que los hashes que unen la cadena serán diferentes, y rechazarán el nodo. Esta situación dota a la red de fiabilidad, auditabilidad y trazabilidad.

Blockchain surge de la creación de Bitcoin. La tecnología ya existía años atrás, pero no fue hasta que Satoshi Nakamoto crea esta criptomoneda en 2009, cuando se empezó a contemplar el potencial de Blockchain. Satoshi (se dice que es un pseudónimo que comprende a unas 5 personas), crea Bitcoin con el ideal de la descentralización de bancos y gobiernos.

Esto significa que cualquier persona puede ser juez y parte del proceso, permitiendo transacciones P2P, y transformando esquemas centralizados en una red distribuida entre partes que elimina intermediarios. De esta forma, la cadena queda dotada de bloques de eficiencia, ahorro y fiabilidad, hecho que hace que muchos denominen a la cadena de bloques como “la máquina de la verdad”.

Aplicación en el sector seguros

A raiz de esta tecnología se han desarrollado los contratos inteligentes (Smart contracts), que suponen la ejecución de un contrato o póliza de forma automática, con la metodología if, then…  Esto siginifica que, si se cumple una de las condiciones estipuladas en la póliza o contrato, éste desbloquea la suma asegurada, dado que los participantes de la red Blokchain (ya sea pública o privada), verifican que se han cumplido las condiciones y validan la transacción.

A modo de ejemplo, imaginemos un seguro agrícola. El agricultor firma un contrato inteligente con una compañía aseguradora en la que, en caso de que un temporal provoque la pérdida de parte de la cosecha o totalidad de la misma, la aseguradora mitigue la pérdida con el pago de la indemnización pactada. Las condiciones particulares de la póliza son definidas en una Blockchain y, cuando el suceso ocurre, la aseguradora puede verificar a través de plataformas de información metereológicas o un oráculo (herramientas o terceros que verifican que se han cumplido las condiciones estipuladas), además de tomar fotografías del terreno mediante un dron, para comprobar el estado del mismo.

Con toda esta información, de forma rápida y sin que tenga que darse la reclamación del asegurado, se ejecuta el contrato y se procede al pago de la suma asegurada. Esto, además de ahorrar costes de gestión, implica la satisfacción y la fidelidad del cliente, elimina intentos de fraude, y puede servir como herramienta de prevención.

Partiendo desde la tesitura de que aún estamos en una fase beta, las compañías aseguradoras están invirtiendo en investigar posibles casos de uso, y se están formando consorcios como B3i (formado por compañías como Allianz, Munich Re, Zurich y Swiss Re entre otras) y el consorcio formado en España Alastria (formado por empresas como Mapfre, Reale, Bancos como La Caixa, y otras grandes compañías nacionales e internacionales).

Con todo este movimiento están surgiendo iniciativas como Fizzy (AXA), un seguro de retrasos y cancelaciones de vuelo (entre París y Nueva York) en la que el asegurado, en caso de producirse el retraso, tiene el dinero antes de tomar el avión; Maersk, un  gigante marítimo que utiliza Blockchain para la trazabilidad en el transporte de mercancias marítimas y asegura el proceso; o Everledger, una compañía que asegura la trazabilidad y autenticidad de diamantes a través de Blockchain. Otras iniciativas son Lemonade, para seguros del hogar, Pay as you drive, que ajustan tu prima a la manera de tu forma de conducir y los seguros por uso.

Una pequeña conclusión

Con esta revolución en mente, el Blockchain tiene un gran potencial en nuestro sector. Por sus caracteristicas intrínsecas, grandes compañías están apostando fuerte para darle un cambio disruptivo al actual sistema asegurador. La entrada de los smart contracts supone un cambio de paradigma, dado que hasta ahora una compañía aseguradora pagaba una cantidad por una contingencia cierta, y con el nuevo sistema pueden ayudar a evitar esa contingencia y el consecuente pago de la indemnización, afianzando así su carácter preventivo.

Es verdad que estamos aun en fase de iniciación y que hay que seguir investigando, adaptarse a las necesidades de los usuarios y compañías, y desarrollar una regulación que permita hacer posible la nueva era del mundo Insurtech.

  ¿Necesita más información?
Contacte con nosotros
*Campos obligatorios