El coste de vida, factor clave en la compensación en asignaciones internacionales

Recursos Humanos y la continuidad

Belén Martínez y Anna Puigmal

El coste de vida es un concepto que representa el valor o precio de los bienes y servicios consumidos por las personas, en un mercado y tiempo concreto y que, en movilidad internacional, ayuda a determinar si un empleado asignado a una ciudad distinta a su lugar de origen podrá mantener su capacidad de compra.

Mercer ha publicado la 27ª Encuesta Anual de Coste de Vida en la que se revela qué factores específicos como son las fluctuaciones monetarias, la inflación de los costes de bienes y servicios, así como la inestabilidad de los precios de alojamiento, son esenciales para determinar el coste de los complementos o ayudas que las empresas deberán incluir en el paquete de compensación del empleado asignado internacionalmente.

Las empresas deben comprender la importancia de gestionar adecuadamente las fluctuaciones monetarias y al mismo tiempo evaluar las presiones inflacionarias y deflacionarias sobre bienes, servicios y alojamiento en todas las ubicaciones en las que operan.

Impacto en la volatilidad de los precios y las fluctuaciones monetarias:

 

 

La implantación de sistemas digitales en tiempo record a través de canales seguros, están garantizando la accesibilidad a determinados bienes de consumo y uso personal posibilitando el mantenimiento de las pautas de consumo y gasto de los asignados internacionales que de otra forma no sería viable.

Las fluctuaciones en los tipos de cambio y los diferenciales de inflación pueden empujar los índices del coste de vida en la misma dirección o pueden equilibrarse entre sí. Sin embargo, en los últimos años las fluctuaciones del tipo de cambio han tenido más efecto sobre los índices del coste de vida que la inflación, excepto en algunos países con hiperinflación.

Por tanto, nos encontramos en un momento clave en el que debemos evitar toda incertidumbre que pueda generar en los empleados en asignaciones internacionales el riesgo de pérdida de poder adquisitivo, aumentando la comunicación para contrarrestar las posibles informaciones que de forma aleatoria puedan llegar hasta ellos a través de noticias en medios de comunicación, tiendas, etc.

El factor de coste de vida continuará constituyendo un elemento clave en la monitorización y gestión de los desplazamientos de asignados internacionales de larga duración y por tanto en la estrategia de las compañías para desarrollar su actividad global.

Mercer cuenta con información sobre las diferencias de coste de vida entre ciudades que permiten conocer los índices diferenciales entre la ciudad de origen y destino. La metodología se basa en comparar una cesta de 200 productos, bienes de consumo y servicios idénticos en la ciudad de origen y destino. Además, establece tres niveles en estos índices en función de los precios, bajos, medios altos.

El objetivo del índice diferencial de coste de vida es dotar a las empresas de información objetiva y contrastada que facilite la gestión de las posibles diferencias en los precios de los bienes de consumo y servicios, para minimizar el impacto de mercados que no garanticen el mantenimiento de la capacidad de compra y bienestar de los empleados asignados internacionales, en su destino.


También puedes escuchar el podcast aquí



¿Necesita más información?

Contacte con nosotros

*Campos obligatorios