Del equilibrio hacia la jubilación

Del equilibrio hacia la jubilación

Capital intelectual /

Del equilibrio hacia la jubilación
Recursos Humanos y la continuidad
Calendar09 octubre 2019

Autora: Marta Pedrero

Empezamos con dos datos muy significativos que reflejan la realidad actual española en lo relativo al ahorro privado para la jubilación. Según datos de Inverco, en los países de la OCDE el patrimonio de los fondos de pensiones privados equivale al 56% del PIB, mientras que en España esa cifra disminuye hasta el 9,7%. Por el contrario, la tasa de sustitución, es decir, el porcentaje que representa la pensión de jubilación sobre el último salario recibido, es en los países de la OCDE de aproximadamente el 58%, mientras que es España esa cifra se incrementa hasta el 82%, del que casi el 100% está financiado por el sistema público de pensiones.

Esa situación ha conllevado que el ahorro individual para la jubilación no haya sido una preocupación general para los españoles. La confianza en la suficiencia y la sostenibilidad del sistema público se confirmaba con el acceso a la jubilación obteniendo un nivel de ingresos semejante al que se tenía en la última etapa en activo. Sin embargo, hoy sabemos que el sistema público de pensiones en España es cada vez es menos realista y se ve obligado a afrontar cambios. Éstos se derivan tanto del fuerte incremento de esperanza de vida como de la reducida tasa de natalidad, que van a posicionar a España en 20 años como uno de los países con la población más envejecida, acercándonos a valores como los que tiene Japón actualmente.

El Gobierno, las empresas y los individuos deben ser cada vez más conscientes de la situación y trabajar conjuntamente para buscar una solución que permita a la población el acceso a la jubilación con un nivel de ingresos suficientes.

España ya cuenta con reformas en su sistema público de pensiones llevadas a cabo durante los años 2011 y 2013 - “Ley 27/2011 sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de seguridad social”.-  Reformas que tenían como objetivo balancear el sistema público teniendo en cuenta los ingresos futuros derivados de las cotizaciones y el incremento de esperanza de vida y minimizar los riesgos relacionados con la sostenibilidad y suficiencia del sistema.

Pero estas medidas ya no son suficientes. En el informe de Melbourne Mercer Global Pension Index, elaborado en 2018 por Mercer Australia en el que se compara el sistema de pensiones de 34 países a través de la medición de los índices sobre adecuación, sostenibilidad y buen gobierno, España se sitúa en el nivel 23 de la lista. Una de las preocupaciones que pone de manifiesto en el caso de España es lo relativo a la sostenibilidad del sistema público de pensiones y la necesidad de medidas urgentes para paliar esta deficiencia.

Y son las empresas las que tienen también un papel relevante en el futuro de sus empleados. Desde hace más de 25 años ya son muchas las que ofrecen como beneficio para sus empleados un sistema de ahorro para la jubilación financiado por aportaciones de empresa y empleados.

De acuerdo con los resultados obtenidos en el estudio de mercado de 2019 realizado por Mercer relativo a más de 250 empresas que tienen implementado un sistema de ahorro de aportación definida para sus empleados, se aprecia que en su mayoría optan como vehículo de financiación un Plan de Previsión Social Empresarial (PPSE) que proporciona simplicidad, transparencia y ventajas fiscales para la empresa y el empleado. Trabajan sobre fórmulas de financiación definidas a través de una aportación de un porcentaje del salario que es financiada tanto por la empresa como por el empleado obteniendo una cobertura a la jubilación en términos de mediana del 4,8% sobre el último salario.

Ante la incertidumbre de la suficiencia y sostenibilidad del sistema público de pensiones y el nivel de ingreso medio derivado de los planes de empresa, es importante que seamos conscientes de la necesidad de trabajar en medidas alternativas que ayuden a mejorar dicho ahorro.

El mismo estudio de mercado 2109 de Mercer muestra que ya existe claramente una tendencia por parte de las empresas hacia la implementación de sistemas alternativos de ahorro para el largo plazo, sin coste para éstas, que permiten al empleado obtener ingresos adicionales para su jubilación con ventajas fiscales inmediatas.

Estos sistemas van acompañados, en su mayoría, de sesiones de educación financiera que se utilizan como canal de información que incentivan a los empleados en el uso de este tipo de medidas tan necesarias para nuestro futuro. Asimismo, otorgan a éstos un papel importante como actores y decisores en las acciones a tomar para la jubilación.

Mejorar la educación financiera y contar con herramientas y plataformas digitales que les permita a los empleados obtener información personalizada, son elementos necesarios y también cada vez más demandados en las empresas por los empleados. De una forma u otra, la previsión social ha estado siempre presente y ha ido evolucionando, pero debemos seguir trabajando en ella adaptándonos a los nuevos tiempos y realidades.

Es un compromiso de todos trabajar de forma conjunta para que la jubilación sea aquella etapa en la que los individuos encontremos un equilibrio económico, físico, mental y social.

 

 
 
 
  ¿Necesita más información?
Contacte con nosotros
*Campos obligatorios