Contexto del ahorro colectivo en España

Tras un incremento histórico en la tasa de ahorro de las familias a raíz de la pandemia, en 2022 la tasa ha vuelto a caer hasta niveles de 2020 y el diferencial negativo de ahorro de las familias españolas con la media de la zona Euro se sitúa en máximos.

 

El ahorro sigue concentrado en inversiones inmobiliarias mientras los depósitos y el ahorro en activos financieros (fondos de inversión y fondos de pensiones) muestra un cierto estancamiento, especialmente en pensiones.

 

Las comisiones de gestión siguen explicando parte del diferencial de rentabilidad en favor de los fondos de pensiones de empleo, pero también se hace evidente una mejor relación entre rentabilidad y riesgo.

Puntos destacados

La rentabilidad promedio de todo el ahorro colectivo de España en los últimos 10 años se sitúa en el 2,8%.

Un 34% del total de los fondos analizados no consiguen batir a la inflación en los últimos 10 años. 

Los fondos de pensiones de empleo son los que consiguen mejores resultados: obtienen una mejor rentabilidad y una mejor relación entre rentabilidad y riesgo.

Las menores comisiones no son la única explicación. Existe una mayor gobernanza en este tipo de fondos y una mayor diversificación de las inversiones.

No existe una relación entre patrimonio y rentabilidad, excepto en fondos de pensiones de empleo. Los de mayor tamaño están consiguiendo un +0,5% más de rentabilidad que los fondos de menor tamaño.

El 53% del patrimonio del ahorro colectivo está concentrado en 65 fondos. Tan sólo 5 de estos demuestran unos resultados consistentes y que consigan batir a benchmarks de mercado.

Descárguese el estudio

Descárguese el estudio