20 marzo, 2020

 

Los mercados financieros han seguido siendo muy volátiles, ya que el número de personas con la enfermedad del coronavirus (COVID-19)  ha seguido aumentando. La última semana de febrero fue la peor semana de la bolsa mundial desde la Crisis Financiera Mundial.

 

La debilidad de los mercados financieros y las expectación de un debilitamiento de la actividad económica han llevado a los bancos centrales a actuar.

 

Ahora hay mayores riesgos en las perspectivas económicas de lo que habíamos previsto anteriormente, y vemos un posible retraso en el retorno al crecimiento. En nuestra hipótesis de base, esperamos una fuerte desaceleración económica en la primera mitad del año en la mayoría de las economías, seguida de una fuerte recuperación. Los inversores pueden considerar la posibilidad de reequilibrar sus carteras tras los movimientos del gran mercado durante las últimas semanas.

 

Para obtener más información sobre el punto de vista de Mercer sobre las implicaciones de inversión acerca del brote de coronavirus, descargue una copia de nuestro último informe.