La retribución en España, más flexible que nunca

Recursos Humanos y la continuidad

Ester Tapiador y Andrea Álvarez

La crisis sanitaria del coronavirus ha causado un gran impacto en la economía española y ha afectado a la vida personal y profesional de los empleados.

En un contexto en el que las empresas cuentan con poco margen para realizar incrementos salariales, los planes de retribución flexible continúan siendo la mejor alternativa para mejorar la retribución de sus empleados, dando más valor a todo el paquete retributivo. Se convierten en la forma que tienen las compañías de mostrarle a sus empleados que se preocupan por ellos, no sólo porque acaban obteniendo un beneficio económico gracias a las ventajas fiscales que ofrecen estos beneficios, sino porque influyen directamente en su bienestar.

Mejorar los canales de comunicación y ser capaces de escuchar a los trabajadores para poder diseñar el plan de beneficios que realmente necesitan, debe ser el reto de las empresas a la hora de implantar este sistema. Los empleados deben conocer y entender qué les aporta su plan de beneficios y cómo mejora su capacidad adquisitiva. Junto a ello, tener en cuenta las necesidades personales de los empleados, adaptarse a sus preferencias y permitirles participar en la composición de su compensación total es fundamental para conseguir un colectivo más motivado y poder atraer y retener a los mejores profesionales.

El perfil actual del trabajador ha cambiado. Las plantillas son cada vez más diversas y heterogéneas, y el modo en el que los empleados valoran los beneficios que les ofrecen las empresas también se ha visto afectado. La individualización de la compensación total permite a las compañías diferenciarse de sus competidores. Por tanto, adaptar los beneficios disponibles, aumentar su oferta y personalizarlos en función de los momentos de vida del empleado y de las preferencias para cada una de las generaciones de empleados, debe ser una prioridad para la estrategia de la compañía.

En este sentido, según el Estudio de Beneficios sociales 2021 de Mercer, las generaciones más jóvenes valoran más positivamente los beneficios relacionados con la formación, la flexibilidad o la movilidad, mientras que los colectivos de más edad muestran una mayor preferencia por aquellos que están orientados hacia la conciliación familiar. Resulta destacable el papel de los planes de jubilación donde, teniendo en cuenta la reforma que estos vehículos de ahorro han sufrido durante este año, se han visto favorecidos los planes de empresa frente a los individuales.  

La forma en la que se remunera a los trabajadores se ha tenido que ir adecuando a las circunstancias actuales y tendrá que evolucionar hacia estructuras más globales y dinámicas. Las empresas deben estar atentas a las nuevas tendencias para así poder materializarlas en sus planes, permitiendo al empleado individualizar aún más su paquete de beneficios. Y el ritmo y la digitalización con la que las organizaciones se preparan para afrontar esos cambios resulta esencial para el éxito de las mismas.


También puedes escuchar el podcast aquí



¿Necesita más información?

Contacte con nosotros

*Campos obligatorios