Valor retributivo de la confianza

El valor retributivo de la confianza

Our Thinking /

El Valor retributivo de la confianza
El valor retributivo de la confianza
Calendar31 octubre 2017

Autor: Enrique Torres

Una de las funciones desarrolladas por la Dirección de RR.HH. a lo largo de su historia ha sido la de gestionar salarios de sus empleados. Es una gestión diversa y compleja; al estar condicionada por: aspectos legales, convenios, novedades regulatorias, prácticas de mercado, políticas corporativas, inexistencia de perfiles disponibles o, por el contrario, abundancia de profesionales válidos, contratos individuales, acuerdos sindicales, evaluaciones del desempeño, matrices de mérito, aspectos de negocio, objetivos…, y otra serie de factores relevantes que los condicionan.

En profesionales críticos o en mandos y directivos con responsabilidades directas sobre un equipo y con impacto directo en el negocio y los resultados, se hace muy evidente otro factor significativo y que es determinante: la confianza. Sobre este “factor” cabe hacer muchas preguntas, que a lo largo de las próximas líneas abordaremos: ¿Qué es la confianza?; ¿Cómo se mide?, ¿Cómo se retribuye?

¿Qué es la confianza? La primera acepción de la RAE la define como: “Esperanza firme que se tiene de alguien o algo”. Es interesante la relación entre confianza y esperanza y ver como ambos elementos se conectan con el futuro, con un proyecto que se construye en el tiempo y mejor cuando existe “la confianza”.

Cuando el Presidente de una compañía tiene un proyecto y cuenta con la aprobación del Consejo, que le ha delegado conseguir resultados en un plazo cierto, ¿a quién necesita dentro de su Comité de Dirección para hacerlo realidad? Parece lógico pensar que a un Directivo capaz, competente y con cualidades para desarrollar sus responsabilidades. Si añadiéramos que sea una persona en la que ese Presidente confíe, entonces podemos pensar que hemos sido capaces de cerrar el círculo.

Tener confianza en alguien permite mirar para otro lado sin tener miedo a los resultados, porque sabes que no te traicionará. La confianza nos hace mejores personas y mejores profesionales. Y aquél que se siente depositario de la confianza de otro, porque se la ha ganado, recibe una inyección de valor, de voluntad y de fuerza que lo hace imparable y, a su vez, tremendamente eficaz.

¿Cómo se mide? Mahatma Gandhi dijo lo siguiente: “Entre las cualidades más esenciales del espíritu humano está la confianza en uno mismo y crear confianza en los demás”. En entornos profesionales de confianza se trabaja mejor, se consiguen antes los resultados y se llega a conseguirlos con menos sufrimientos y al alcanzarlos la sensación de plenitud es mayor, más integral.

¿Cómo se retribuye?: si hemos conseguido demostrar que en entornos de confianza se consiguen mejores cosas, toda empresa querrá potenciarla para que ayude a su plantilla a alcanzar sus metas. Así, hemos transformado una variable con componentes subjetivos en un elemento objetivamente conectado con resultados positivos, eficientes y rentables. ¿Debo retribuir más o menos a un directivo, a un profesional en el que confíe? La parametrización de la confianza es difícil de construir, pero hay una cosa que está clara: si la confianza genera logros retadores, seguro que mediante componentes retributivos variables podré llegar a “retribuirla”, en la medida en que transforme promesas en hechos, que transforme esperanza en realidades. Existen pocos valores como la confianza, para motivar y para construir proyectos en el largo plazo, mirando a un futuro exigente y en un mundo cambiante.

  Contacto
Contacte con nosotros si necesita más información
*Campos obligatorios